Ministros de Obras Públicas y Agricultura expusieron en Comisión de Agricultura del Senado por reforma al Código de Aguas

Destacaron la necesidad de seguir avanzando en la discusión del proyecto.
La Comisión de Agricultura del Senado retomó la discusión del proyecto de ley que reforma el Código de Aguas
promoviendo un balance entre un uso productivo eficiente, la preservación ecosistémica y el derecho humano
de acceso al agua potable.
Tanto el Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga como el Ministro de Agricultura, Carlos Furche
presentaron argumentos defendiendo la necesidad de avanzar en su discusión y escuchar a los más de 40
actores inscritos para presentar sus puntos de vista, lo que continuará a partir del 20 de noviembre.
El Ministro Undurraga destacó que es un proyecto necesario para el país, que se hace cargo de los distintos
usos y que reconoce los derechos indefinidos. “Cualquier hipótesis de expropiación queda descartada de
plano. Algunos señalan que la reforma complicará la solicitud de crédito a los agricultores, lo cual es falso”.
Respecto a quienes formulan que el Estado en vez de dedicarse a regular, debiera hacer más inversiones,
enfatizó que debiera hacer las dos cosas. “Tenemos una inversión histórica. Desde 1911 cada gobierno licitaba
y adjudicaba en promedio 1,5 embalses cada 4 años. El gobierno anterior sólo adjudicó Chacrillas, no lo licitó.
Nosotros ya adjudicamos tres, y otras tres licitaciones están en proceso”.
A su vez, el Ministro Furche señaló que es un proyecto que ha generado debate y conviene aclarar las dudas.
“Si se analiza el proyecto, con plena buena fe, no hay intención expropiatoria. Con el ministro Undurraga
llevamos diciéndolo hace 3 años. El debate debe ser en torno a lo que efectivamente plantea el proyecto, no a
otra construcción. Hay que ir acotando las discrepancias. Si hay un cuestionamiento global, es difícil hacer una
discusión razonable”.
Entre los puntos de la reforma destacados por el titular de Agricultura, mencionó que ésta contempla 2.750
millones de pesos para apoyar la regularización de derechos de agua. “Hay un plazo de 5 años para iniciar el
procedimiento, no para concluir el trámite. Excepcionalmente, los derechos de aguas de las comunidades
indígenas no están afectos a ningún plazo para iniciar esta diligencia”.
El Director General de Aguas del MOP, Carlos Estévez, indicó que “el texto no menciona en ninguna parte que
las personas perderán sus derechos de aguas. Dice que los titulares o dueños de derechos antiguos, podrán
disponer de ellos, lo que ahora se expresa en el articulado permanente. Hay que tener cuidado, el tema es que
con la excusa que existiría un problema de propiedad, lo que es bastante discutible, se está, en los hechos,
frenando el derecho humano de acceso al agua potable y saneamiento”.
Además, explicó los conceptos de caducidad y extinción del derecho en la reforma, considerando que el agua
es un bien nacional de uso público.
“La caducidad opera cuando el dueño de un derecho no lo inscribe en el Conservador de Bienes Raíces. Hoy el
Código dice que el titular debo hacerlo, pero no establece plazo y sanciones, y con la reforma se incorporan.
Con dicha inscripción la Tesorería General de la República puede identificar a quienes no usan sus derechos
para cobrar las patentes, es decir, a quienes no tienen hecha su obra de aprovechamiento, un pozo y bomba
en aguas subterráneas, o hacer una bocatoma y tener el canal en el caso de aguas superficiales. Y quien en 5 ó

10 años no hace esas obras, es alguien a quien no le interesa aprovechar el agua. Y este es el caso de muchos
especuladores, que no lo inscriben para no ser alcanzados por la Tesorería”.
En la sesión estuvieron presentes los senadores José García, quien preside la Comisión, y los senadores
Rabindranath Quinteros, Víctor Pérez y Manuel Matta. El senador Quinteros planteó la necesidad de escuchar
a las distintas organizaciones inscritas, ordenadas por sector para facilitar la discusión. Mientras que el
senador García comentó que la oportunidad de regularizar derechos ha sido muy bien recibida en su región,
pero que tal vez convendría evaluar si el monto destinado para ello es suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *