Se encuentran en plena ejecución programas de Incentivos a la Producción de Forraje en la Región de Aysén.

Un total de 216 usuarios SAG han sido beneficiados en tres temporadas de
ejecución del programa de incentivos a la producción de forraje del plan
especial de Especial de Desarrollo de Zonas Extremas. (PEDZE)
En plena época de ejecución de las labores comprometidas por los
beneficiarios(as) en los respectivos planes de manejo aprobados, una vez que
se complete su ejecución y fiscalización reciben el beneficio que les
corresponde.
El programa financiado con fondos del PEDZE está orientado a incentivar
prácticas que mejoran las condiciones del suelo y que también generan un
aumento significativo en la producción de forraje, lo cual es vital para
fortalecer la ganadería, rubro identificado como fundamental en la Estrategia
de Desarrollo Regional y en PER Ganadero.
Junto a los recursos del Ministerio de Agricultura a través del Sistema de
Incentivos para la Sustentabilidad Agroambiental de los Suelos Agropecuarios
(SIRSD-S) que, en el caso del SAG, desde el año 2010 ha permitido atender un
total de 1.329 usuarios e incorporar 21.247 ha a la superficie productiva
regional, con una transferencia cercana a los $ 5.819 millones de pesos, el
programa regional financiado a través del Plan Especial de Desarrollo de
Zonas Extremas, de la Presidenta Michelle Bachelet se ha logrado en tres
años de ejecución también, por parte del SAG, atender un total de 216
usuarios, transferir cerca de $ 1.223 millones de pesos e intervenir 3.035 ha,
incrementando en promedio un 60% la productividad inicial de los potreros
presentados al concurso mediante el cual se aplica el instrumento.
Julio Cerda Cordero, Director Regional SAG, señalo, “importante señalar que
esta iniciativa regional posee una serie de atributos que permiten abarcar
situaciones locales, como la utilización de una tabla de costos regionalizada,
incorporación de prácticas que no incluye el programa SIRSD-S, como por
ejemplo las praderas suplementarias, siembras asociadas en rotación de

cultivos y eliminación de rosa mosqueta y junquillo, resultando una sinergia
que potencia ambos instrumentos en beneficio directo de productores y
productoras de la región.
Adicionalmente es necesario mencionar que en comparación con el
programa sectorial SIRSD-S, este es un instrumento elaborado en la Región
de Aysén que contempla un mayor monto de bonificación por productor, y
un monto superior destinado al pago de la asistencia técnica, lo que consigue
poner en valor el trabajo desarrollado por los asesores técnicos, fortalecer el
acompañamiento a los productores en todas las etapas de ejecución de sus
planes de manejo. De esta manera, no solo se busca incorporar mayor
superficie productiva, sino que también mejorar la productividad por
hectárea.
Esto fue ratificado por el Encargado Regional de Recursos Naturales del SAG,
Andrés Gómez Hernández, quien agregó que el éxito de esta iniciativa deja
de manifiesto la necesidad de adecuar los instrumentos de fomento vigentes,
acercándolos más a los habitantes del sector rural, recogiendo las demandas
y necesidades propias de la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *