Fiesta de los Abrazos: Teillier celebra primer gobierno del PC que logra llegar a su fin de forma democrática

Con un mensaje acorde a la estrategia develada las últimas semanas por los comunistas -que buscan un amplio acuerdo de la futura oposición que vaya desde la DC hasta el Frente Amplio-, el PC dio inicio a su tradicional Fiesta de Los Abrazos, que hoy cumplió su aniversario número 30.

En la entrada del Parque O’Higgins un par de señoras de 80 años se saludaron con una compañera y un poco más allá un hombre caminaba hacia el escenario con un puño izquierdo tatuado en su pierna. Fueron las imágenes de bienvenida minutos antes de la inauguración de la Fiesta de los abrazos que celebra cada enero el Partido Comunista.

Las sillas dispuestas sobre un pedazo de pasto, bajo un toldo, fueron insuficientes para la multitud que quería escuchar el discurso de apertura. En completo silencio, aplaudieron a cada una de las figuras influyentes del PC que el animador fue nombrando: Camila Vallejo, Karol Cariola, Marcos Barraza, Claudia Pascual. Hasta que llegó el turno de Carmen Hertz, recién electa diputada. En ese momento el público aplaudió y vitoreó como a ninguno de los otros presentes. Ella se paró de su asiento, levantó los brazos y miró feliz a su alrededor.

Carmen Hertz, abogada de DDHH y diputada electa fue una de las más aplaudidas de la jornada / Agencia Uno

Entonces tomó la palabra Guillermo Tellier, presidente de la colectividad, quien fue recibido con aplausos y comenzó a leer una carta. ¿El remitente? Michelle Bachelet, la presidenta de la Rapública. “Les envío un abrazo y les agradezco el apoyo y por hacerme sentir solidariamente acompañada en esta hermosa tarea de hacer de Chile un país con mayores oportunidades y con mayor justicia social para todos y todas. Reciban mi cariño y respeto”, escribió la mandataria, quien recalcó la firmeza y lealtad del PC para sacar adelantes las reformas de su mandato.

Tellier siguió con su propio discurso por cerca de 20 minutos en los que hizo hincapié en la participación del partido en el gobierno que termina. “Por las reformas alcanzadas, por la perspectiva futura que se abre a pesar de la derrota electoral presidencial, tenemos la plena seguridad de que fue muy correcto participar en este gobierno. Como partido ganamos una enorme experiencia que no teníamos y quedamos fortalecidos con la presencia en nuestras filas de cuadros altamente capacitados que han demostrado que los comunistas somos capaces de ejercer la labor de gobernar en el país”, afirmó.

También celebró el hecho histórico de que es primera vez que un gobierno del Partido Comunista logra llevar a su fin, haciendo alusión a la Ley maldita luego de la elección en 1946 de Gabriel González Videla y al golpe de estado de 1973 que terminó con el gobierno de Salvador Allende.

Para finalizar, el diputado dijo que quería insistir en una idea: “Nosotros sólo hemos querido llegar al gobierno, y así será en el futuro, para llevar adelante un proceso de reformas que establezca un mayor desarrollo del país para crear mejores condiciones de vida para el pueblo en general (…) Tendremos éxito en llevar adelante cambios en el país y esos cambios estamos seguros de que los haremos en conjunto con el movimiento social. Por eso es que llamamos a una convergencia político social”, concluyó.

La idea de la convergencia también fue tomada por la ministra de la mujer y Equidad de género Claudia Pascual, quien dijo que la fiesta es la invitación del PC “a todos los actores progresistas y de izquierda de este país a tener un momento grato y a debatir y reflexionar cómo seguimos transformando nuestro país, cómo seguimos generando alianzas y convergencias más amplias”.

La convergencia con el mundo social y con otras colectividades políticas no estuvo presente solamente en el discurso. En esta versión de la fiesta el papel del Frente Amplio no es nada menor. Entre los asistentes al acto inaugural, se encontraban Alberto Mayol y el vocero de la Izquierda Libertaria, Lucas Cifuentes. Además, de todos los expositores que habrán en foros durante el fin de semana, siete son del FA, más de los que hay del PS y de la DC, socios del PC en la Nueva Mayoría.

Al finalizar la inauguración, hombres y mujeres de distintas edades se abrazaron, haciendo recordar la emotiva historia que hay detrás del nombre de esta fiesta. Su primera versión, en 1988, reunió a militantes históricos del partido a fines de la dictadura, que al reencontrarse se abrazaban para celebrar que el otro estaba vivo, que no engrosaba las listas de detenidos desaparecidos. En el cumpleaños número 30 del evento, se siguen repartiendo abrazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *