Lanarq: Innovación Social con identidad regional

“Una de las prioridades del gobierno ha sido aprovechar el talento creativo de los chilenos a lo largo de todo el país. Queremos impulsar nuevas ideas para lograr un impacto social relevante que nos cambie como país”, ministro de Economía, Jorge Rodríguez.

Chile fue reconocido en el año 2016 por un estudio de Thomson Reuters Foundation como el sexto mejor país del mundo para emprender en el ámbito social –solo superado por Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Singapur e Israel-. En este contexto, hace pocos días se desarrolló el Encuentro #SocialChile un espacio de conversación para visibilizar todos los avances alcanzados en Chile en esta materia y debatir sobre los desafíos futuros para seguir impulsando este tipo de iniciativas, donde estuvo presente el ministro de Economía, Jorge Rodríguez y el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán.

Durante el encuentro se realizó una muestra de emprendimientos e innovaciones sociales de todo el país y Lanarq, iniciativa regional que utiliza la lana a granel como un producto para la aislación térmica de las casas, fue uno de los proyectos que estuvo presente para dar a conocer sus experiencias. María de los Ángeles Lobos, arquitecta del proyecto, relevó que el tema de Emprendimiento e Innovación Social son esenciales para crecer como sociedad pensando en los problemas de los demás.

El vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán, quien expuso en el encuentro, indicó que “todo comenzó en Aysén”, dando cuenta que fue en la región de Aysén donde se implementó en forma piloto el primer proceso de innovación social y el concurso Prototipos de Innovación Social, ejemplificando en LANARQ una iniciativa de innovación social que responde a una problemática concreta, poniendo en valor un recurso natural como la lana, para ser utilizado como aislante térmico de las viviendas. “Para el gobierno de la presidenta Bachelet el tema de entregar igualdad de oportunidades es fundamental. Los prototipos de innovación social van de la mano con esta lógica y se inician en una región remota como es Aysén. Nosotros entendemos que la innovación y el emprendimiento con propósito son una enorme oportunidad de involucrar a los jóvenes que tienen ideas innovadoras para que ellos asuman una responsabilidad de mejorar su sociedad en la que están insertos”, explicó.

Agregó que “no es casualidad ver estas empresas que se han desarrollado; fruto del esfuerzo de varios años de ir alimentando este ecosistema. Esto parte de la identificación de desafíos desde la comunidad, y que de ahí se desarrollan oportunidades”, concluyó.

LANARQ

Utilizar un recurso relacionado directamente con la cultura y la identidad regional, que sirva para la construcción y aislación en viviendas, es el objetivo del proyecto que impulsaron los arquitectos María de Los Ángeles Lobos y Andrés Villouta Contreras, quien pensaron en los materiales que tenían a su disposición y vieron en la lana de oveja la oportunidad de innovar con esta materia prima económica y abundante. “Lanarq surge de la necesidad de aislar nuestro hogar. De ahí comenzamos a investigar algunos materiales y nos encontramos con el colchón de la abuela de Andrés, que databa de hace 20 años. Y ese material lo aplicamos en los muros de nuestra vivienda resultando bastante eficiente. Fuimos a comprar lana, llegamos con sacos de lana recién esquilados, 400 kilos, y ahí no dimos cuenta en lo que nos estábamos metiendo. En ese momento comenzamos a dimensionar que esto era bastante esfuerzo y trabajo y que nos iba a demandar mucho tiempo”, explicó María de los Ángeles Lobos.

“Empezamos a probar cómo lavar, cómo secar y al poco andar vimos la posibilidad de presentar estos proyectos como una innovación, tanto al fondo de Innovación Agraria, como al prototipo de Innovación Social que se había planteado en Aysén. Recuerdo que trajimos nuestro primer prototipo, tenía un aroma (risas) que dejaba el taller pasado a “Patagonia” como decíamos. Eran los primeros esbozos de lo que queríamos lograr. Así es que después de instalarnos en la Escuela Agrícola, donde tuvimos la buena voluntad de la gente y de los alumnos, ellos entendieron desde el comienzo, de que lo que es cotidiano para ellos, lo que es la producción de su familia, tenía un valor importante para mejorar el medioambiente”, señaló Andrés.

María de los Ángeles relevó el rol de Corfo para concretar su idea. “Corfo fue como un salvavidas en ese momento, con quienes enganchamos desde el primer momento en que se nos presentó la oportunidad y afortunadamente fuimos súper bien acogidos y finalmente este proyecto fue aprobado con estrellitas. A todos les gustó muchísimo”, puntualizó.

Finalmente, Andrés Villouta valoró el trabajo colaborativo que se gestó en torno al proyecto. “Corfo de alguna manera nos relacionó con otras empresas que andaban buscando emprender. Nos dábamos cuenta que no éramos los únicos, que habían más y rompimos varios mitos que teníamos. Eso de que tú tienes una idea y ojalá nadie lo sepa, es muy negativo. Empezamos a darnos cuenta que mientras más contábamos la experiencia, más recibíamos, más aprendíamos, más se nos ordenaban las ideas. Hay frases como “sigue tus sueños porque ellos saben el camino”, que lo vi hace mucho en un vehículo en la Carretera Austral, que realmente tiene sentido si tú te lo propones y sigues tu sueño, sin lugar a dudas que se va a lograr si trabajas”, concluyó.

El instrumento Prototipos de Innovación Social impulsado por Corfo, y que se vincula con lo definido en la Estrategia Regional de Innovación (ERI), que en uno de sus ejes apunta a promover la innovación social al servicio del bienestar y la equidad, permite el diseño y validación de nuevas alternativas para solucionar problemáticas definidas por la ciudadanía.

En la nueva entrega de fondos del programa Prototipos de Innovación Social para su ejecución, nueve son los proyectos a ejecutar:

– “Con Ciencia de mujer, resignificando el valor de la mujer para la ciencia en la región de Aysén”, de la Universidad Austral de Chile.

-“¡¡Por mí y todas mis vecinas!! Las Juntas de Vecinos nos organizamos para prevenir y erradicar la violencia de género”, de Hayley Durán Bocaz

-“Ruta de Reciclaje”, de Fecunda Patagonia.

-“Navegando juntos rumbo a la conservación”, de la Federación de Pescadores Artesanales del Archipiélago de las Guaitecas.

-“Mi Patagonia, álbum coleccionable para la educación ambiental local”, de Producción y Comercialización Laura Carolina Hoebel EIRL.

-“MurAmour: Murales para la inclusión y equidad de Género“, de Origo Consultores Ltda.

-“¿Qué Respiras?”, de Química y Tecnología Mait Limitada.

-“CASA CLUB Patagonia”, de Casa Club Patagonia Limitada.

-“Fabricación de Briquetas de Biomasa por Unidades Productivas Familiares”, de María Clara Batalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *