MARCO ENRIQUEZ OMINAMI “CREAR UNA POLÍTICA NACIONAL DE REHABILITACIÓN Y REINSERCIÓN”

La sanción judicial y carcelaria tiene un impacto negativo en los procesos de rehabilitación
y reinserción de la población condenada por delitos. Por un lado, la sanción produce
antecedentes judiciales que operan como un estigma. Por otro lado, la experiencia
carcelaria refuerza el proceso de exclusión que se encuentra en el origen del delito.

 

PROPUESTA

Combatir la delincuencia significa también evitar la reincidencia en materia
delictual. Por ello, proponemos mejorar las condiciones carcelarias en términos de
hacinamiento, condiciones sanitarias y de higiene, entre otros. Para ello se
realizará un diagnóstico actualizado e integral sobre las condiciones y el régimen
penitenciario a nivel nacional, de manera que se formulen propuestas para el
fortalecimiento institucional del sistema penitenciario, y la gestión interna de los
recintos carcelarios.

Mejorar la empleabilidad de las personas que cumplieron sus penas. El 50,2% de
las personas privadas de libertad tiene sólo Educación Básica y un 45,5% tiene
algún nivel de Educación Media. Por ello proponemos crear Unidades de
Recuperación Escolar, para poder nivelar, en términos escolares, a las personas
privadas de libertad, que así lo deseen, y mejorar sus posibilidades de
empleabilidad.

 

Diferenciar según la reinserción de mujeres madres y sostenedoras de su hogar.
El número de mujeres reclusas en sistema cerrado aumentó en 99.1% entre 2005 y
2012, pasando de 2.322 a 4.622. Las consecuencias sociales que genera el
encarcelamiento de la mujer son más graves, puesto que el 86,4% de las mujeres
recluidas declara tener al menos un hijo. Por tanto, la reclusión de una mujer
madre tiene un impacto directo en la crianza, apoyo emocional y económico de
su(s) hijo(s). Es una realidad de la cual el Estado debe hacerse cargo para reducir el
contagio criminógeno y ofrecer alternativas de vidas a esas familias, sin
estigmatizarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *